¡A la rica fruta!

Mira que todos los años lo mismo, oye…no hay manera de empezar enero mirando de frente a la báscula…En fin, nada mejor para ir eliminando toxinas y depurar que la fruta, incluso la fruta creativa.

Hoy os propongo un postre de lo más lucido para servir en una mesa con invitados que, además de bonito, es realmente delicioso. Nosotros, de hecho, lo elegimos para cerrar la cena de Nochebuena. Parece imposible, pero ayuda a bajar todo lo anterior y encima es un broche dulce impecable: Souflé de piña:

 

Ingredientes: una piña, mermelada de albaricoque, licor, azúcar, 3 claras de huevo y una tarrina de nata montada helada.

Elaboración: se corta la piña en dos mitades, se vacía y se corta la pulpa en pedacitos. Estos se mezclan con tres cucharadas de mermelada y un chorrito (o chorro, dejémonos de bobadas) de licor, ron o coñac y se rellenan las piñas con esta mezcla. Se deja en la nevera y se montan las claras a punto de nieve. Cuando han subido, se les añaden entre tres y seis cucharadas rasas de azúcar, según lo golosos que seamos y espolvoreadas, para que no bajen las claras. Se acaban de montar, reservándolas a continuación hasta el momento de gratinar.

Unos minutos antes de servir, se reparte la nata helada sobre las piñas, se echan por encima las claras, se espolvorea un poco de azúcar y se gratina. ¡Listo para degustar!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s