Mis primeros Donuts

Tengo que reconocer que he ido retrasando el momento de hacer estos famosos bollitos, porque siempre me ha parecido que los Donuts eran muy difíciles de hacer, sobre todo de hacer bien. Pero antes o después me tenía que lanzar, aunque fuera únicamente para probar y probarme. En fin, después de repasar recetas, ingredientes y propuestas muy distintas, me decidí por los Donuts caseros que sugiere Isasaweis y ya veis el resultado:

Francamente, pensé que la experiencia iba a terminar peor; sin embargo, en casa les encantó el sabor, la textura y el resultado final y por eso he traído mis primeros Donuts al blog. Personalmente, yo pondría un poquito más de azúcar en la masa y algo menos de mantequilla en el glaseado. Y aunque esta receta no es mía, dedico estos Donuts caseros a mis ‘compis’ de Pilates: Susana, Marisa, Begoña, Carolina, Yolanda y mis hermanas Merche y Carmen.

Vamos con la receta:

Ingredientes: 500 gr. de harina de fuerza, 80 gr. de azúcar, 2 sobres de levadura seca para pan, 5 gr. de sal, 250 gr. de leche, 1 huevo, 40 gr. de mantequilla, aceite de girasol para freír los donuts, ralladura de naranja, cardamomo (es una especia que se puede encontrar fácilmente en el Club del gourmet del Corte Inglés). Para el glaseado: azúcar glass, agua y mantequilla.

Elaboración: en un bol grande se vuelca la harina, el azúcar, los dos sobres de levadura, la sal (en una esquina distinta a la levadura), cardamomo (4 o 5 semillas) machacado y la ralladura de naranja. Se mezcla todo, se añade la leche y el huevo y se va removiendo hasta que la masa se despegue de las paredes del bol. Después se va trabajando esta masa hasta formar una bola que no se pegue a las manos, agregando la harina necesaria. Se aplana y se coloca en el medio la mantequilla blandita. Se envuelve y se vuelve a trabajar la masa, que de nuevo se pegará a las manos, hasta que esto no ocurra (añadiendo más harina). Después, se extiende la masa con un rodillo, dejando esta con un grosor de un centímetro aproximadamente, y se van haciendo los donuts con dos aros de distinto tamaño (un aro de emplatar y un tapón de refresco, por ejemplo). Los donuts se dejan reposar una hora y después se fríen a fuego medio; una vez dorados por los dos lados, se sacan y ponen sobre papel absorbente.

Glaseado: en un bol se ponen dos cucharadas de mantequilla, dos de azúcar glass y tres de agua. Se bate hasta que se deshaga el azúcar y se va añadiendo poco a poco más cantidad de este hasta que la glasa adquiera una consistencia un poco espesa. A continuación, se van bañando los donuts con un pincel y se dejan secar. Si no se desea glaseado, se pueden cubrir los donuts con una mezcla de chocolate derretido con un chorrito de nata líquida.

Yo hice las dos cosas; ¡ya puestos…!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s