La joya de la Corona

Hace algunos años visité Bruselas por primera vez. En realidad era un viaje de trabajo, pero fue tan especial que ,siempre que regreso a esa maravillosa ciudad, recuerdo algunos de los momentos vividos entonces con los dos únicos periodistas que compartieron aquella experiencia conmigo: Rome y Julián. Nos sentíamos como príncipes en un entorno de palacios, jardines e iglesias góticas. Y descubrimos que una ciudad cosmopolita puede transformarse también en un mágico cuento de hadas, como si la casita de Hansel y Grettel se hubiera desplegado a modo de  troquel ante nosotros.

Las tiendas de chocolate son auténticas joyerías: elegantes, distinguidas, y llenas de luz para disfrutar del espectáculo. Pero para mí Bruselas supuso también el descubrimiento de la joya de la corona, el dulce entre los dulces: el marrón glacé. De un solo bocado, el placer y la delicadeza se funden en ese delicioso fruto cubierto de almíbar…

No es nada fácil hacer marrón glacé. Yo lo he intentado, pero las recetas más fáciles no son las que mejor resultado dan y las más difíciles, con gasas y varias cocciones, implican una gran inversión de tiempo y laboriosidad…no me extraña que el precio del marrón glacé sea tan elevado: tiene realmente su por qué. No obstante, yo me puse a la faena con las castañas que traje del Bierzo y, aunque no me quedaron muchos ‘marrones’ enteros, los utilicé para adornar un bizcocho que elaboré con el resto, siguiendo una receta del blog “Cosas de la vida” realmente maravillosa: bizcocho especiado de marron glacé. A mí me quedó así:

Y esta es la receta:

Ingredientes: 150 gramosde harina,125 gramosde mantequilla,125 gramosde azúcar glass,150 gramosde crema de marrón glacé, 1 yogur griego, 1 c/c de levadura, 3 huevos, 1 c/p de canela y 1 c/p de jengibre (ella añade alguna especia más, pero a mí esto ya me pareció suficiente) Glaseado: zumo de naranja, unas gotas de zumo de limón, 2 c/c de moscatel y azúcar. Relleno y decoración: crema de castañas, mermelada de castañas, hilos de caramelo y algún marrón glacé.

Elaboración: ponemos en un bol los huevos y el azúcar, y batimos con las varillas eléctricas hasta que doblen su volumen. Añadimos la mantequilla en pomada, el yogur y la crema de marrón glacé, mezclamos y añadimos las especias, la harina y la levadura, y mezclamos de nuevo.  Untamos el molde ( o moldes individuales) con mantequilla y espolvoreamos con un poco de harina; a continuación lo rellenamos con la masa y horneamos a 180º C hasta que el bizcocho esté hecho (comprobamos con un palillo) Después desmoldamos y dejamos enfriar. Partimos el bizcocho por la mitad de forma transversal y lo untamos con la mermelada de castañas, volvemos a tapar y pincelamos con un poco más de mermelada por encima. A continuación bañamos con el glaseado y lo dejamos secar. Para hacer el glaseado basta con mezclar todos los ingredientes en un recipiente. Si lo ponemos al fuego, queda caramelizado. El toque final serán los marrón glacé y los hilos de caramelo sobre el glaseado…

Aunque tengo pendiente hacer marron glacé sin que se me rompan la mitad de las piezas, sé que también repetiré esta tarta. ¡¡¡Le encantó a todo el mundo!!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s