Keep calm and…make it posible

Llevo algún tiempo queriendo escribir sobre aquellas personas que nunca dicen no, que todo lo ven posible, incluso lo más complicado o costoso, y siempre responden con una sonrisa aunque les duela el alma o les castigue la vida con problemas y dificultades que, sin embargo, no dejan traslucir, en una actitud tan difícil como generosa.

Parece mentira, pero existen. Y conocerlas nos cambia la vida. Sí, porque en plena crisis económica, de valores, de ideas, cuando todo parece aliarse en contra nuestra, sigue habiendo seres humanos capaces de mantener la calma y hacerlo todo fácil, aun cuando no lo sea. Y eso nos reconcilia, y de qué manera, con el ser humano.

En los últimos tiempos, he venido manteniendo una particular cruzada contra una parte del comercio vallisoletano, completamente retrógrado e intolerante, que no entiende que, si los tiempos cambian, también deben hacerlo las estrategias. Se oponen a las transformaciones, a alterar las viejas costumbres y a adecuarse a las nuevas demandas de los compradores; pero lo peor es que cuanto no desean para sí mismos tampoco lo quieren para los demás y demonizan continuamente lo que no les conviene; incluso amenazan a los que’ osan’/ ‘osamos’ opinar sobre sus planteamientos.

En el polo opuesto a esa actitud, que no hace sino ‘manchar’ nuestra imagen como ciudad, hay comerciantes que entienden muy bien la frase “a grandes males, grandes remedios”, a los que admiro y de los que me considero una seguidora incondicional. Han diversificado producto y adaptado horarios para acercarse a sus clientes y han interiorizado con gran sabiduría la nueva realidad de que esto, o lo construimos entre todos, o no habrá futuro. Son los que hacen realidad el “make it posible”.

Reconozco tener una inmensa suerte, porque a mi alrededor  hay personas increíbles para quienes no existe la palabra ‘no’ y todo esfuerzo merece la pena. Una de ellas es Sagrario, la propietaria de una pequeña tienda de telas al corte llamada “Azalea”, en cuyo escaparate se mezclan los rollos de sedas, crepes y linos con los tocados que hace María y las muñecas tilda de Arime. Su almacén sirve de improvisado atelier para varias modistas y, entre las páginas de sus revistas de moda, se esconden los bocetos dibujados por sus clientas que así, de cualquier manera, tratan de aproximarse a diseños de vestidos.

Sagrario sabe cuándo entra pero nunca cuándo sale y, sin embargo, jamás he escuchado de sus labios un reproche, ni han dejado de sonreír sus ojos. Creo que si su mini tienda fuese más grande, venderían en ella todas creadoras artesanas de Valladolid, porque si de algo estoy segura es de su generosidad para con todas esas personas que necesitan de un lugar donde exponer su Boda en Aviléstrabajo.

Y lo sé porque de su tienda han salido los vestidos con los que he acudido a las dos últimas bodas a las que he estado invitada:Nacho 1

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Por eso, a Sagrario y a todos los que, como ella, guardan una varita debajo de la almohada para hacerlo todo posible y saber plantar cara a las dificultades sin ser, precisamente, un gran centro comercial, dedico un dulce especial, tan chic como los macarons de café, mis favoritos,  para disfrutarlos durante estas vacaciones. La receta está sacada del blog de Alma Obregón, “Objetivo Cupcake Perfecto”, del que ya hemos hablado muchas otras veces, porque no solo es bonito visualmente, sino realmente útil y completo; además, todo lo explica realmente bien y ¡es tan divertida!

Ingredientes: 120g de claras a temperatura ambiente (o 3 claras de huevos XL), 100g de harina de almendra, 200g de azúcar glass, 40g de azúcar blanco, 2 cucharaditas de extracto de café y cacao en polvo para espolvorear.

Elaboración: Tamizamos bien el azúcar glass y la harina de almendras. Lo mezclamos. Montamos a punto de nieve las claras. Una vez están montadas, añadimos el azúcar blanco. Cuando la mezcla está brillante, añadimos el extracto de café. Batimos de nuevo. Incorporamos la mezcla de azúcar y almendra con ayuda de una espátula.Con movimientos envolventes, y tratando de que no se bajen las claras, mezclamos hasta tener una masa homogénea. Llenamos la manga pastelera, con la boquilla 12 de Wilton, y hacemos círculos de unos 3 – 4 cms de diámetro. Se puede usar papel de horno colocado sobre una bandeja antiadherente, o un tapete de silicona.  Una vez los tenemos en la bandeja, le damos un golpe seco a la misma para que se escapen las burbujas de aire. Tamizamos cacao por encima y esperamos hasta que estén secos por fuera y al tocar no se noten pegajosos (alrededor de 1 hora)  Pasado ese tiempo, horneamos a 170º unos 10 minutos. Si todo va bien, les saldrá un pie debajo. Los sacamos y los dejamos enfriar:Macarons caféJPG

Se pueden rellenar de crema de café, y seguramente estarán mucho mejor, pero yo esta vez hice una ganache de chocolate negro, para buscar un cierto contraste; además, es muy fácil: basta con poner a hervir 100 ml de nata, por cada 100 gr de chocolate. Una vez que la nata empiece a burbujear, se le añade el chocolate troceado, se remueve hasta que se integre y ya está. Cuando se temple, estará listo para su utilización. Rellenamos los macarons utilizando una manga pastelera y ¡volilà!: el bocado perfecto para saborear el día…

Es increíble… veo de nuevo “El club de los poetas muertos” y pienso qué otra cosa puede describir mejor el valor de la poesía en nuestras vidas. Lejos de las fórmulas matemáticas y de lo “perfecto”, la poesía es la magia, luces en la oscuridad, la fragancia de lo posible, cuando se quiere.

Anuncios

6 comentarios en “Keep calm and…make it posible

  1. ERES INCREIBLES, TIENES ESE DON DE LA PALABRA Q ME DA MUCHISIMA ENVIDIA, GRACIAS PRIMA POR ESTOS MOMENTOS, Y ESTABAS GUAPISIMA CON LOS DOS VESTIDOS!!!!!!!!!!!!!!

  2. Hola Ana, gracias por mencionarnos en tu entrada, nos ha emocionado sin duda. Soy Lorena (hija de Sagrario), llevo su Blog (www.tejidosazalea.wordpress.com) y el tema de redes sociales, aunque estamos empezando todavía. Enhorabuena por tu Blog, se nota que está hecho con mucho amor y dedicación. Es precioso.

    Besos y hasta pronto!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s