Volver a la crisálida

Mariposa

Todo parece anunciar tiempos de cambios. Grandes o pequeños, lo cierto es que el aire que respiramos tiene un perfume nuevo. Y ese vértigo ante lo que desconocemos: en la política, en nuestra vida… la mayoría de las veces asusta, pero al mismo tiempo esconde grandes enseñanzas. Oigo decir a muchas personas que sumergirse en los recuerdos es un inmenso error y una pérdida de tiempo. Más aún si tratamos de buscar respuestas a fallos cometidos, a dudas no resueltas, pero yo no voy a pedir perdón a nadie por regresar de cuando en cuando a mi crisálida. Al fin y al cabo, el vuelo de la mariposa es consecuencia de ese tiempo que nos ha ido convirtiendo lentamente en lo que después somos.

Llevo meses reconstruyendo pedacitos de crisálida, como si todos los planetas hubieran conspirado para que ocurriera. Después de treinta años, conseguimos reunir al grupo de teatro que mi amigo Miguel Ángel creó cuando éramos unos adolescentes. Compañeros de colegio que dedicábamos las horas y los días a recrear historias, muchas veces en escenarios imaginarios, entre guitarras y sombreros de cuero. Hoy, el vuelo sostenido nos ha llevado a lugares distantes, a trabajos, familias y existencias más distantes aún. Pero bastó una señal, una red de correos y llamadas inesperadas, para encender la llama, para volver a hacer magia. Gracias, amigos, por devolverme esa cajita de la memoria llena de luces, cartones, restos de maquillaje, aplausos y códigos secretos.

foto selene

Últimamente, no dejo de pensar en mi profesión, siempre a la deriva, pero ahora más que nunca desde que nos hemos convertido en intérpretes de pensamientos, en amanuenses de empresarios y dirigentes, en agitadores o bálsamo cuando así conviene. Pero ese no era el trato…

Hace pocas semanas llegó a mi casa un regalo en forma de invitación: una comida para reunir a todas ‘las voces de Valladolid’, los profesionales de la radio de varias generaciones unidos en torno a la pasión de contar historias. Es difícil explicar qué se siente cuando un  periódico crea una sección semanal en la que te incluye como una de las voces de tu ciudad. De repente recuerdas por qué decidiste dedicar tu vida a este oficio maldito, sin horarios ni agradecimientos, lleno de riesgos y apuestas. Y te das cuenta de que ese pacto sí lo firmaste con orgullo.

VOCES DE LA RADIO

Después de todo, la felicidad son instantes que iluminan una habitación, sonidos que construyen poemas, palabras que flotan en el aire y nos acompañan cada día, de camino al trabajo, mientras vivimos. Y yo puedo decir que he formado y formo parte de eso, junto a compañeros con los que aún siento que toca una campana cuando nos reencontramos

Selfie compañeros COPE

Durante estos dos meses, desde mi última entrada (uff…no tengo excusas, no las hay…) ha habido dulces, muchos dulces saliendo de mi cocina, pero siempre hay que elegir alguno, así que esta vez también lo haré y me decantaré por unos macarons de color ‘rosa bebé’, elaborados por primera vez con la receta de Lorraine Pascale para celebrar que mi amiga Concha ha vuelto por fin a casa:

Macarons rosa bebé 2

Y, por qué no, hoy traigo al blog también una tarta infalible para un cumpleaños: bizcocho súper esponjoso de chocolate, relleno de crema de trufa, del recetario de Velocidad Cuchara, con el que casi siempre acierto, al que he incorporado una cobertura especial y muy personal realizada con ganache de chocolate con leche y papel de azúcar que recrea el andén ‘nueve tres cuartos’ de Harry Potter:

TARTA HARRY ANDÉN

Esa oblea maravillosa, que realmente parece un muro de ladrillo, es de Galletas Allegra. Tengo que hablaros un día de esta tienda, tan alegre y encantadora como su dueña, una verdadera maga de las galletas.

Acaba de rozarme los labios una gota de lluvia y he sentido como me inundaba una sensación de frescura y suavidad. Salgo de la crisálida otra vez y vuelvo a mis afanes y mis días. Y ha venido a mí una de las frases con las que mi amigo Íñigo nos despierta todas las mañanas:

“Esta mañana acojo mis golpes, acallo mis límites, disuelvo mis miedos, escojo la vida”

Castaño de Pingus

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s